Guía de Nutrición

10 “alimentos bajos en grasa” que en realidad son malos para usted

alimentos bajos en grasa

Muchas personas asocian el término “bajo en grasa” con alimentos saludables.

Algunos alimentos nutritivos, como las frutas y verduras, son naturalmente bajos en grasa.

Sin embargo, los alimentos procesados bajos en grasa a menudo contienen mucha azúcar y otros ingredientes poco saludables.

Aquí hay 10 alimentos bajos en grasa que son malos para usted.

1. Cereal endulzado bajo en grasa para el desayuno

De alguna manera, el cereal de desayuno parece ser una forma saludable de comenzar el día.

Por ejemplo, es bajo en grasa y fortificado con vitaminas y minerales. El envase también contiene declaraciones de propiedades saludables como “contiene granos enteros”.

Sin embargo, la mayoría de los cereales están cargados de azúcar. En la sección de ingredientes, el azúcar suele ser el segundo o tercer elemento de la lista, lo que significa que está presente en grandes cantidades.

De hecho, un informe de 2014 del Grupo de Trabajo Ambiental encontró que el cereal de desayuno frío promedio contiene casi 25% de azúcar por peso.

Lo que es más, no es sólo el azúcar blanco de mesa lo que debe preocuparle. El azúcar blanco, el azúcar moreno, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y la miel contienen fructosa.

El exceso de fructosa se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad, enfermedad cardíaca, enfermedad renal, diabetes tipo 2 y otros problemas de salud.

Además, los cereales “más sanos” bajos en grasa pueden ser algunos de los peores infractores.

Por ejemplo, media taza (49 gramos) de granola baja en grasa contiene 14 gramos de azúcar. Esto significa que el 29% de las calorías totales son azúcar.

►En resumidas cuentas:

Los cereales de desayuno bajos en grasa y endulzados tienen un alto contenido de azúcar, incluyendo variedades “sanas” como la granola.

2. Bebidas de café con sabor a grasa

El café es una de las bebidas más saludables que puede tomar.

Contiene antioxidantes que protegen la salud del corazón y se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2.

El café también contiene cafeína, que puede mejorar el rendimiento mental y físico al tiempo que aumenta la tasa metabólica.

Por otro lado, el alto contenido de azúcar de las bebidas de café con sabor bajo en grasa puede afectar negativamente la salud.

Por ejemplo, una bebida de moca descremada de 450 gramos) sólo tiene 2 gramos de grasa pero la friolera de 33 gramos de azúcar. Eso es el 57% de las calorías totales.

Esta bebida no sólo proporciona una gran cantidad de fructosa, sino que está en forma líquida, lo que parece ser especialmente perjudicial para la salud.

Las calorías líquidas no son tan satisfactorias como las calorías de los alimentos sólidos. Promueven una mayor ingesta diaria de calorías que puede conducir a un aumento de peso.

►En resumidas cuentas:

Agregar azúcar al café transforma una bebida saludable en una que puede llevar al aumento de peso y a la enfermedad.

3. Yogur con sabor a bajo contenido graso

El yogur tiene una larga reputación como alimento saludable.

Los estudios demuestran que el yogur natural puede ayudar a perder peso y mejorar la composición corporal, en parte aumentando los niveles de las hormonas de la plenitud GLP-1 y PYY.

Sin embargo, el yogur bajo en grasa y endulzado con azúcar contiene demasiada azúcar como para calificar como una opción nutritiva.

De hecho, muchos tipos de yogur bajo en grasa y sin grasa son tan altos en azúcar como los postres.

Por ejemplo, 240 gramos de yogur descremado con sabor a fruta contienen 47 gramos de azúcar, lo que equivale a casi 12 cucharaditas. En comparación, una porción equivalente de budín de chocolate tiene 38 gramos de azúcar.

Los yogures sin grasa y bajos en grasa también contienen un mínimo de ácido linoleico conjugado (ALC), un compuesto que se encuentra en la grasa láctea y que puede causar pérdida de grasa.

►En resumidas cuentas:

El yogur natural hecho de leche entera es saludable, pero el yogur azucarado bajo en grasa puede ser tan alto en azúcar como los postres.

4. Aderezo para ensaladas bajo en grasa

El aderezo para ensaladas realza el sabor de las verduras crudas y puede mejorar el valor nutricional de la ensalada.

Los aderezos tradicionales para ensaladas tienen un alto contenido de grasa, lo que ayuda a su cuerpo a absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K.

Además, la grasa ayuda a absorber los antioxidantes de alimentos como las verduras de hoja, las zanahorias y los tomates.

Por el contrario, los aderezos para ensaladas bajos en grasa y sin grasa no aportan ningún beneficio para la salud a su comida.

La mayoría de ellos también contienen azúcar y conservantes.

Aunque no es ninguna sorpresa que los aderezos dulces como la mostaza de miel tengan un alto contenido de azúcar, muchos no dulces otros también están cargados de azúcar o jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

Los aderezos más saludables para ensaladas se hacen sin azúcar y contienen grasas naturales como el aceite de oliva, que proporciona beneficios para la salud del corazón.

►En resumidas cuentas:

Los aderezos para ensaladas bajos en grasa y sin grasa contienen azúcar y aditivos, pero carecen de los beneficios de las grasas saludables como el aceite de oliva.

5. Mantequilla de maní con bajo contenido de grasa

La mantequilla de maní es un alimento delicioso y popular.

Los estudios sugieren que los cacahuetes y la mantequilla de cacahuete pueden tener beneficios para el control del apetito, el peso corporal, el azúcar en sangre y la salud del corazón.

Tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas, incluyendo el ácido oleico, que puede ser responsable de muchos de los beneficios.

Sin embargo, tenga en cuenta que la mantequilla de cacahuete natural contiene sólo cacahuetes y quizás sal.

Por el contrario, la mantequilla de maní reducida en grasa contiene azúcar y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

Además, aunque la grasa total se ha reducido de 16 a 12 gramos, algunas de las grasas monoinsaturadas saludables han sido reemplazadas por aceite vegetal procesado.

El contenido calórico de la mantequilla de maní natural y la mantequilla de maní reducida en grasa es el mismo: 190 calorías en 2 cucharadas. Sin embargo, la mantequilla de maní natural es mucho más saludable.

►En resumidas cuentas:

La mantequilla de maní reducida en grasa contiene azúcares y aceites procesados, pero proporciona la misma cantidad de calorías que la mantequilla de maní natural, que es mucho más saludable.

6. Muffins bajos en grasa

Los panecillos bajos en grasa pueden parecer una opción más saludable que otros productos horneados, pero en realidad no son mejores.

Un panecillo de arándanos pequeño, de 71 gramos y bajo en grasa, contiene 19 gramos de azúcar. Esto representa el 42% del contenido calórico.

Sin embargo, este es un panecillo mucho más pequeño que el que se encuentra en una cafetería o tienda de conveniencia.

Un grupo de investigadores reportó que el muffin comercial promedio es más de 300% más grande que el tamaño estándar del USDA.

Con la excepción de los muffins de salvado, los muffins bajos en grasa contienen poca fibra y a menudo tienen un alto índice glucémico (IG). Los alimentos con alto IG elevan rápidamente el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede aumentar el hambre que impulsa a comer en exceso y lleva al aumento de peso.

►En resumidas cuentas:

Los muffins bajos en grasa son altos en azúcar y tienen un alto índice glucémico que puede provocar hambre, sobrealimentación y aumento de peso.

7. Yogur congelado bajo en grasa

El yogur congelado bajo en grasa o descremado se considera una opción más saludable que el helado porque es mucho más bajo en grasa.

Sin embargo, contiene la misma cantidad de azúcar que el helado, si no más.

100 gramos de yogur congelado sin grasa contienen 24 gramos de azúcar, mientras que esa cantidad de helado contiene 21 gramos.

Además, los tamaños de las porciones de yogur congelado suelen ser mucho más grandes que los de los helados.

►En resumidas cuentas:

El yogur congelado contiene tanta o más azúcar que el helado, y normalmente se consume en grandes cantidades.

8. Galletas bajas en grasa

Las galletas bajas en grasa no son más saludables que otras galletas. Tampoco son tan sabrosas.

Cuando la tendencia baja en grasa alcanzó su punto máximo en la década de 1990, muchas galletas bajas en grasa llenaron los estantes de las tiendas de comestibles.

Sin embargo, los investigadores encontraron que estas versiones bajas en grasa no eran muy satisfactorias comparadas con las originales.

Como la mayoría de los alimentos bajos en grasa, el contenido de azúcar de estas galletas es alto. Una galleta de avena con pasas sin grasa tiene 15 gramos de azúcar, lo que representa el 55% de su contenido calórico total.

Además, las galletas bajas en grasa se hacen típicamente con harina refinada, lo cual no es saludable.

►En resumidas cuentas:

Las galletas bajas en grasa y sin grasa no son más saludables que las galletas normales. Son muy ricos en azúcar y también saben peor.

9. Barras de cereales bajas en grasa

Las barras de cereal bajas en grasa se comercializan como un tentempié saludable para las personas ocupadas.

En realidad, están cargados de azúcar y contienen muy poca proteína, un nutriente que promueve la plenitud.

De hecho, las investigaciones muestran que el consumo de bocadillos ricos en proteínas puede ayudar a prevenir la sobrealimentación.

Una popular barra de cereal con sabor a fresa y baja en grasa contiene 13 gramos de azúcar, pero sólo 1 gramo de fibra y 2 gramos de proteína.

►En resumidas cuentas:

Las barras de cereal bajas en grasa son altas en azúcar pero bajas en fibra y proteína. Además, contienen mucho más azúcar que la fruta.

10. Sándwiches para untar bajos en grasa

Los productos para untar bajos en grasa, como la margarina, no son una elección inteligente.

Aunque tienen menos grasa que las pastas para untar originales, como la mantequilla, siguen conteniendo aceites vegetales altamente procesados que pueden ser perjudiciales para la salud.

Lo que es más, algunos de los “productos estrella” que se comercializan específicamente como “saludables para el corazón” en realidad contienen pequeñas cantidades de grasas trans, que se han relacionado con la inflamación, las enfermedades cardíacas y la obesidad.

En realidad es mucho más saludable usar cantidades modestas de mantequilla o mayonesa saludable en lugar de pastas para untar procesadas bajas en grasa.

►En resumidas cuentas:

La margarina baja en grasa y las pastas para untar son altamente procesadas. Están hechas con aceites vegetales poco saludables y a menudo contienen grasas trans.

Mensaje para llevar a casa

Los alimentos bajos en grasa pueden parecer saludables, pero a menudo están cargados de azúcar y otros ingredientes poco saludables. Esto puede provocar hambre excesiva, aumento de peso y enfermedades.

Para una salud óptima, es mejor consumir alimentos enteros no procesados. Esto incluye alimentos que son naturalmente bajos en grasa, así como alimentos que contienen naturalmente grasas saludables.