Guía de Nutrición

Aumento de peso en la menopausia: ¿Por qué algunas mujeres lo padecen?

Aumento de peso en la menopausia

El aumento de peso en la menopausia es muy común. Hay muchos factores en juego, incluyendo las hormonas, el envejecimiento, el estilo de vida y la genética.

Sin embargo, la experiencia menopáusica es altamente individual, y varía de mujer a mujer.

Este artículo explora por qué algunas mujeres aumentan de peso durante y después de la menopausia.

El Ciclo de Vida Femenino

Hay cuatro períodos de cambio hormonal que ocurren durante la vida de una mujer.

Estos incluyen premenopausia, perimenopausia, menopausia y posmenopausia.

1. Premenopausia

La premenopausia es el término para la vida reproductiva de una mujer, mientras que ella es fértil. Comienza en la pubertad, comenzando con el primer período menstrual y terminando con el último.

Esta fase dura aproximadamente 30-40 años.

2. Perimenopausia

Perimenopausia significa literalmente “alrededor de la menopausia”. Durante este tiempo, los niveles de estrógeno se vuelven erráticos y los niveles de progesterona disminuyen.

Una mujer puede comenzar la perimenopausia en cualquier momento entre los 30 y los 50 años, pero esta transición ocurre típicamente a los 40 y dura de 4 a 11 años.

Los síntomas de la perimenopausia incluyen:

  • Sofocos e intolerancia al calor.
  • Trastornos del sueño.
  • Cambios en el ciclo menstrual.
  • Dolores de cabeza.
  • Cambios de humor, incluyendo depresión, ansiedad e irritabilidad.
  • Aumento de peso.

3. Menopausia

La menopausia ocurre oficialmente una vez que la mujer no ha tenido su período menstrual durante 12 meses. La edad promedio de la menopausia es de 51 años.

Hasta entonces, se la considera perimenopáusica.

Muchas mujeres experimentan sus peores síntomas durante la perimenopausia, pero otras encuentran que sus síntomas se intensifican en el primer o segundo año después de la menopausia.

4. Posmenopausia

La postmenopausia comienza inmediatamente después de que la mujer ha pasado 12 meses sin menstruar. Los términos menopausia y postmenopausia a menudo se usan indistintamente.

Sin embargo, hay algunos cambios hormonales y físicos que pueden continuar ocurriendo después de la menopausia.

►En resumidas cuentas:

Una mujer atraviesa por cambios hormonales a lo largo de su vida que pueden producir síntomas, incluyendo cambios en el peso corporal.

Cómo los cambios en las hormonas afectan el metabolismo

Durante la perimenopausia, los niveles de progesterona disminuyen lenta y constantemente, mientras que los niveles de estrógeno fluctúan mucho de un día para otro e incluso dentro del mismo día.

En la primera parte de la perimenopausia, los ovarios a menudo producen cantidades extremadamente altas de estrógeno. Esto se debe a la alteración de las señales de retroalimentación entre los ovarios, el hipotálamo y la glándula pituitaria.

Más tarde en la perimenopausia, cuando los ciclos menstruales se vuelven más irregulares, los ovarios producen muy poco estrógeno. Producen aún menos durante la menopausia.

En cambio, el estrógeno está hecho de andrógenos, como la testosterona. Esto sucede en otros tejidos, como los tejidos mamarios y cerebrales. Sin embargo, la cantidad de estrógeno que circula en la sangre es muy baja.

Algunos estudios sugieren que los niveles altos de estrógeno pueden promover el aumento de grasa. Esto se debe a que los altos niveles de estrógeno están asociados con el aumento de peso y una mayor cantidad de grasa corporal durante los años reproductivos.

Desde la pubertad hasta la perimenopausia, las mujeres tienden a almacenar grasa en sus caderas y muslos como grasa subcutánea. Aunque puede ser difícil de perder, este tipo de grasa no aumenta mucho el riesgo de enfermedad.

Sin embargo, durante la menopausia, los bajos niveles de estrógeno promueven el almacenamiento de grasa en el área abdominal como grasa visceral, lo cual está relacionado con la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

►En resumidas cuentas:

Los cambios en los niveles hormonales durante la transición menopáusica pueden llevar al aumento de grasa y a un mayor riesgo de varias enfermedades.

Cambios de peso durante la perimenopausia

Se estima que las mujeres aumentan de 2 a 5 libras (1-2 kg), en promedio, durante la transición perimenopáusica.

Sin embargo, algunas ganan mucho más peso. Desafortunadamente, esto parece ser particularmente cierto para las mujeres que ya tienen sobrepeso o son obesas.

El aumento de peso también puede ocurrir como parte del envejecimiento, sin importar los cambios hormonales.

Cuando los investigadores observaron los cambios de peso y hormonas en mujeres de 42 a 50 años de edad durante un período de 3 años, no hubo diferencia en el aumento de peso promedio entre las que continuaron teniendo ciclos normales y las que entraron a la menopausia.

El Estudio de la Salud de la Mujer (SWAN) es un gran estudio observacional que ha dado seguimiento a mujeres de mediana edad a lo largo de la perimenopausia. Durante el estudio, las mujeres ganaron grasa abdominal y perdieron masa muscular.

Otro factor que contribuye al aumento de peso en la perimenopausia puede ser el aumento del apetito y la ingesta de calorías que se produce en respuesta a los cambios hormonales.

En un estudio, se encontró que los niveles de la “hormona del hambre” ghrelina eran significativamente más altos entre las mujeres perimenopáusicas, en comparación con las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas.

Los bajos niveles de estrógeno en las últimas etapas de la menopausia también pueden dañar la función de la leptina y el neuropéptido Y, hormonas que controlan la saciedad y el apetito.

Por lo tanto, las mujeres en las últimas etapas de la perimenopausia que tienen niveles bajos de estrógeno pueden verse obligadas a comer más calorías y almacenar grasa.

Los efectos de la progesterona sobre el peso durante la transición menopáusica no se han estudiado tanto. Sin embargo, algunos investigadores creen que la combinación de estrógeno bajo y progesterona podría aumentar aún más el riesgo de obesidad.

►En resumidas cuentas:

Las fluctuaciones en el estrógeno, la progesterona y otras hormonas pueden llevar a un aumento del apetito y de la grasa durante la perimenopausia.

Cambios de peso durante y después de la menopausia

Los cambios hormonales y el aumento de peso pueden continuar ocurriendo a medida que las mujeres abandonan la perimenopausia y entran en la menopausia.

Un indicador del aumento de peso puede ser la edad a la que ocurre la menopausia.

Un estudio de más de 1,900 mujeres encontró que las que ingresaron a la menopausia antes de la edad promedio de 51 años tenían menos grasa corporal.

Además, existen otros factores que pueden contribuir al aumento de peso después de la menopausia.

Las mujeres posmenopáusicas son generalmente menos activas que cuando eran jóvenes, lo que reduce el gasto de energía y conduce a una pérdida de masa muscular.

Las mujeres menopáusicas también suelen tener niveles más altos de insulina en ayunas y resistencia a la insulina, lo que impulsa el aumento de peso y aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas.

Aunque su uso es polémico, la terapia de reemplazo hormonal ha demostrado ser eficaz para reducir la grasa del vientre y mejorar la sensibilidad a la insulina durante y después de la menopausia.

Tenga en cuenta que los promedios encontrados en los estudios no se aplican a todas las mujeres. Esto varía de un individuo a otro.

►En resumidas cuentas:

El aumento de grasa también tiende a ocurrir durante la menopausia. Sin embargo, no está claro si esto es causado por un déficit de estrógeno o por el proceso de envejecimiento.

Cómo prevenir el aumento de peso alrededor de la menopausia

Aquí hay algunas cosas que usted puede hacer para prevenir el aumento de peso alrededor de la menopausia:

  • Reduzca los carbohidratos: Reducir los carbohidratos hará reducir el aumento de la grasa en el vientre, que provoca problemas metabólicos.
  • Agregue fibra: Consuma una dieta alta en fibra que incluya semillas de linaza, lo cual puede mejorar la sensibilidad a la insulina.
  • Haga ejercicio: Participe en entrenamientos de fuerza para mejorar la composición corporal, aumentar la fuerza y construir y mantener la masa muscular magra.
  • Descanse y relájese: Trate de relajarse antes de acostarse y dormir lo suficiente para mantener sus hormonas y su apetito bajo control.

Si usted sigue estos pasos, es posible que incluso sea posible perder peso durante este tiempo.

►En resumidas cuentas:

Aunque el aumento de peso es muy común durante la menopausia, hay medidas que puede tomar para prevenirlo o revertirlo.

Mensaje para llevar a casa

La menopausia puede ser desafiante, tanto física como emocionalmente.

Sin embargo, consumir una dieta nutritiva y hacer suficiente ejercicio y descanso puede ayudar a prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de enfermedad.

Aunque puede ser difícil, haga lo mejor que pueda para aceptar los cambios en su cuerpo que inevitablemente ocurren y seguirán ocurriendo con la edad.