Dietas y Nutrición

Cereales para el desayuno: ¿Saludable o no?

Cereales para el desayuno

Los cereales para el desayuno son un alimento fácil y conveniente para las personas ocupadas.

Muchos se jactan de impresionantes declaraciones de propiedades saludables, o tratan de promover la última tendencia nutricional.

Pero, ¿son estos cereales tan sanos como dicen ser? Este artículo examina detalladamente los cereales para el desayuno y sus efectos sobre la salud.

¿Qué son los Cereales para el Desayuno?

Los cereales para el desayuno se elaboran a partir de granos procesados. A menudo se consume con leche, yogur, fruta o nueces.

Los cereales para el desayuno suelen estar fortificados con vitaminas y minerales. Esto significa que se añaden nutrientes para hacerla más nutritiva.

Así es como se hacen los cereales para el desayuno:

  1. Procesando: Los granos se procesan generalmente en harina fina y se cuecen.
  2. Mezclando: La harina se mezcla con ingredientes como azúcar, chocolate y agua.
  3. Extrusión: Muchos cereales de desayuno se producen por extrusión. Se trata de un proceso de alta temperatura que utiliza una máquina para dar forma al cereal.
  4. Secado: A continuación, se seca el cereal.
  5. Conformando: Finalmente, el cereal se forma en forma de bolas, estrellas, bucles o rectángulos.

Los cereales de desayuno también pueden ser inflados, en copos o triturados. El cereal también se puede cubrir con chocolate o glaseado antes de que se seque.

En resumidas cuentas:

Los cereales para el desayuno se elaboran a partir de granos refinados, a menudo mediante un proceso llamado extrusión. Es altamente procesado, y se le agregan muchos ingredientes.

La mayoría de los cereales están cargados con azúcar y carbohidratos refinados

El azúcar añadida puede ser el peor ingrediente de la dieta moderna.

Nos está haciendo gordos e insalubres, y la mayoría de la gente está comiendo demasiado.

Sin embargo, la mayoría de las personas no están vertiendo toda esa azúcar encima de sus alimentos, sino que la están obteniendo de alimentos procesados.

Curiosamente, los cereales de desayuno son algunos de los alimentos procesados que se consumen con más frecuencia y que tienen un alto contenido de azúcares añadidos.

De hecho, la mayoría de ellos tienen azúcar como segundo o tercer ingrediente.

Comenzar el día con un cereal de desayuno alto en azúcar aumentará sus niveles de azúcar en la sangre y de insulina.

Unas horas más tarde, su nivel de azúcar en la sangre puede colapsar y su cuerpo tendrá antojos de otra comida o bocadillo con alto contenido de carbohidratos, creando así un círculo vicioso de comer en exceso.

El consumo excesivo de azúcar también puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y cáncer.

En resumidas cuentas:

La mayoría de los cereales de desayuno tienen un alto contenido de azúcar y granos refinados. El alto consumo de azúcar puede tener efectos nocivos y puede aumentar el riesgo de varias enfermedades.

Los cereales de desayuno a menudo tienen afirmaciones de salud engañosas

Los cereales para el desayuno se comercializan en gran medida como saludables.

Estos cereales tienen todo tipo de declaraciones de propiedades saludables impresas en la parte frontal de la caja. Esto incluye afirmaciones engañosas como “bajo en grasa” y “grano entero”. Pero cuando usted mira la lista de ingredientes, los primeros son a menudo granos refinados y azúcar.

Ejemplos de afirmaciones engañosas son Cocoa Puffs de “grano entero” y Froot Loops de “grano entero”. Estos productos NO son saludables sólo porque contengan pequeñas cantidades de granos enteros.

Estos son alimentos altamente procesados que están cargados con azúcares añadidos. Pequeñas cantidades de granos enteros no niegan los efectos dañinos de los otros ingredientes.

Sin embargo, un problema importante es que la gente realmente cree en estas afirmaciones.

Los estudios han demostrado que estas declaraciones de propiedades saludables son una manera eficaz de engañar a las personas para que crean que los productos son más saludables.

Tenga en cuenta que los alimentos verdaderamente saludables ni siquiera necesitan declaraciones de propiedades saludables.

En resumidas cuentas:

No creas las afirmaciones de salud que se encuentran en las cajas de cereales. Si un alimento es realmente saludable, entonces no necesita hacer afirmaciones de salud.

El cereal se comercializa con frecuencia hacia los niños

Un gran problema es que los fabricantes de alimentos se han convertido en expertos en la comercialización dirigida a los niños.

Las empresas utilizan colores brillantes, personajes de dibujos animados y figuras de acción para atraer la atención de los niños.

No es de extrañar que esto haga que los niños asocien los cereales de desayuno con entretenimiento y diversión.

Esto también afecta las preferencias gustativas. Los estudios demuestran que los niños prefieren el sabor de los alimentos que tienen personajes populares de dibujos animados en el envase de los alimentos.

Incluso se considera que la comercialización de alimentos es un factor de riesgo para la obesidad infantil y otras enfermedades relacionadas con la dieta (13).

Además de la tentadora publicidad dirigida a los niños, estos mismos productos a menudo también contienen afirmaciones de salud engañosas.

Los colores y los dibujos animados están ahí para convencer a los niños. Las afirmaciones de salud están ahí para hacer que los padres se sientan mejor al comprar estas cosas para sus hijos.

En resumidas cuentas:

Los fabricantes de cereales son expertos en mercadeo, especialmente hacia los niños. Utilizan colores brillantes y figuras populares para atraer la atención de los niños, y los estudios demuestran que esto realmente afecta las preferencias gustativas.

Cereales para el desayuno

Si usted absolutamente debe comprar cereales para el desayuno, aquí está cómo seleccionarlos

Si realmente debe comer cereal para el desayuno, entonces hay algunos consejos que le ayudarán a seleccionar un cereal para el desayuno más saludable (o “menos insalubre”).

Límite de azúcar

Lo ideal es elegir un cereal para el desayuno que contenga menos de 5 gramos de azúcar por porción. Lea la etiqueta de los alimentos para saber cuánta azúcar contiene el producto.

Apunte para fibra alta

Los cereales para el desayuno que contienen por lo menos 3 gramos de fibra por porción son óptimos. Comer suficiente fibra puede tener numerosos beneficios para la salud (14).

Preste atención a las porciones

Los cereales de desayuno tienden a ser crujientes y sabrosos, y puede ser muy fácil consumir grandes cantidades de calorías. Mida cuánto está comiendo y use la información sobre el tamaño de la porción en el envase como guía.

Lea la Lista de ingredientes

Ignore las afirmaciones de salud en la parte frontal de la caja y asegúrese de revisar la lista de ingredientes. Los dos o tres primeros ingredientes son los más importantes, ya que el producto contiene la mayoría de ellos.

Sin embargo, los fabricantes de alimentos a veces son astutos y pueden usar trucos para ocultar la cantidad de azúcar que hay en sus productos.

Si el azúcar se menciona varias veces con diferentes nombres, incluso si no está en los tres primeros lugares, entonces es probable que el producto tenga un alto contenido de azúcar.

Añadir un poco de proteína

La proteína es el macronutriente que más llena. Aumenta la saciedad y reduce el apetito.

Esto puede deberse a que las proteínas cambian los niveles de varias hormonas, como la hormona del hambre ghrelin y una hormona de la plenitud llamada péptido YY.

Una cucharada de nueces, semillas o un poco de yogur griego son buenas opciones para obtener más proteínas.

En resumidas cuentas:

Si tiene que comprar cereal para el desayuno, asegúrese de que sea bajo en azúcar y alto en fibra. Preste atención al tamaño de las porciones y lea siempre la lista de ingredientes. También puede enriquecer su cereal añadiendo su propia proteína.

Desayuno, pero elija opciones no procesadas

Si tiene hambre por la mañana, debe desayunar. Sin embargo, es mejor elegir alimentos enteros y de un solo ingrediente.

Aquí hay algunas opciones estupendas:

  • Avena con pasas y nueces.
  • Yogur griego con nueces y fruta en rodajas.
  • Huevos revueltos con verduras.

Los huevos enteros son una excelente opción para el desayuno. Son ricos en proteínas y grasas saludables, así como cargados de nutrientes.

Lo mantienen lleno durante mucho tiempo y también pueden ser una buena opción para las personas que desean perder peso.

Un estudio de niñas adolescentes encontró que un desayuno rico en proteínas de huevos y carne de res magra aumentaba la llenura. También redujo los antojos y los refrigerios nocturnos.

Otros estudios han encontrado que reemplazar un desayuno a base de granos con huevos puede ayudarle a sentirse más lleno durante las próximas 36 horas y perder hasta un 65% más de peso.

En resumidas cuentas:

Es mejor elegir alimentos enteros para el desayuno. Los huevos son una gran elección, ya que son muy nutritivos y llenan. Los desayunos ricos en proteínas pueden ayudar a reducir los antojos y promover la pérdida de peso.

Mensaje para llevar a casa

Los cereales de desayuno son altamente procesados.

Contienen montones de azúcar añadida y carbohidratos refinados. También se comercializan a menudo con etiquetas muy engañosas.

Si tiene que comer cereal para el desayuno, asegúrese de leer la lista de ingredientes y tenga cuidado con las afirmaciones de salud de la etiqueta frontal. Elija cereales con alto contenido de fibra y bajo contenido de azúcar.

Sin embargo, hay muchas opciones de desayuno más saludables para elegir. Comience con alimentos enteros y de un solo ingrediente. Los huevos son una gran elección.

Preparar un desayuno saludable a partir de alimentos enteros tampoco tiene que llevar mucho tiempo, sólo necesita de 5 a 10 minutos más por la mañana.

Sólo despierte un poco antes y tómese el tiempo para comenzar el día con una comida nutritiva.