Guía de Salud

Evitar la constipación con fibras

evitar-la-constipacion

La constipación o tránsito lento mejora con fibras.

Es sabido que la constipación crónica es un trastorno que se da de manera frecuente en todo el mundo. Básicamente, se identifica porque los movimientos intestinales se producen con menor frecuencia que lo habitual, las heces son duras o secas, o la evacuación es dolorosa, difícil, incompleta o prolongada.

La constipación es una afección muy común, por eso muchas personas simplemente se acostumbran y no consultan con un profesional médico.
Pero lo cierto, es que es una problemática que empeora la calidad de vida de quienes la padecen.
El especialista indicado para este tipo de afecciones es el gastroenterólogo y no el médico clínico. Cada caso por lo general debe ser evaluado de manera individual y la mayoría de las veces, modificar la alimentación y los hábitos de la misma, ayudarán a mejorar los síntomas.

¿Infusiones o fibras?.

El presidente de la Sociedad Argentina de gastroenterología, el doctor Luis María Bustos Fernández, explica la importancia de incluir fibras en la alimentación para evitar la constipación. Las fibras pueden encontrarse en todas las frutas y verduras y en diferentes grados de concentración, pero el concepto básico a incorporar es el de tratar de comer mayor cantidad de frutas y vegetales y acompañarlas con mucho líquido.
En cuanto las infusiones, el doctor explica qu,e a pesar de que siempre se presenta como una solución natural y sin riesgos, estos tés pueden producir por ejemplo: dolores cólicos, ya que provocan un efecto irritante de la mucosa.

Por otro lado, las fibras, usan otro mecanismo que no producen irritación aunque puede producir, valga la redundancia, mayor cantidad de gases. Igualmente, a pesar de estos efectos secundarios, ninguno de los dos productos provoca daños peligrosos para la salud, con lo cual, podrían consumirse sin inconvenientes para disminuir la constipación.

TABLA FIBRA CONSTIPACIÓN

Medidas a tomar.

Lo ideal para sentirse mejor es combinar una dieta adecuada, ejercicios, control del estrés y un tratamiento específico.

En cuanto a la dieta, el consumo de fibra incrementará la frecuencia de las deposiciones. Incluya estos alimentos ricos en fibras en su dieta de forma gradual, estos incluyen frutas, verduras, legumbres, cereales de grano integral y semillas. También consuma productos lácteos fermentados que contengan probióticos. Mantenga una hidratación adecuada de forma constante, como mínimo, consuma 2 lts. de agua por día. También intente mantener hábitos saludables, estos incluyen, respetar las seis comidas diarias.

Realice actividad física moderada durante al menos 30 minutos diarios, una buena idea es habituarse a realizar caminatas y aprender y aplicar técnicas de relajación como la meditación.

Estos cambios en sus hábitos y en su alimentación gradualmente le ayudarán a evitar la constipación sin necesidad de consumir otro tipo de medicamentos.