Guía de Salud

Gastroenteritis viral (Gripe Estomacal)

Gastroenteritis viral (Gripe Estomacal)

¿Qué es la Gastroenteritis viral?


La gastroenteritis viral es una inflamación del estómago y los intestinos causada por uno de los numerosos virus. También conocida como gripe estomacal, la gastroenteritis viral afecta a personas de todo el mundo.

Esta enfermedad altamente contagiosa se propaga a través del contacto cercano con personas infectadas o a través de alimentos o agua contaminados.

Se puede propagar fácilmente en lugares cerrados, tales como:

    • instalaciones de cuidado infantil
    • escuelas
    • asilos para ancianos
    • cruceros

La enfermedad puede ser causada por diferentes virus, cada uno con su propia temporada alta. Los virus más comunes incluyen el norovirus y el rotavirus.

Existen medidas que puede tomar para reducir sus probabilidades de contraer los virus que causan la gastroenteritis viral. Esto incluye lavarse las manos con frecuencia y evitar el agua y los productos alimenticios contaminados.

La mayoría de las personas se recuperan completamente en dos o tres días, sin efectos secundarios duraderos.

¿Qué causa gastroenteritis?

La gastroenteritis viral es causada por varios virus diferentes. Las personas en mayor riesgo lo son:

  • niños menores de 5 años
  • adultos mayores, especialmente si viven en hogares de ancianos
  • niños y adultos con sistemas inmunológicos comprometidos

Es fácil que este virus se propague en situaciones de grupo. Algunas de las formas en que se transmite el virus incluyen:

  • lavado inadecuado de manos, especialmente por parte de los manipuladores de alimentos
  • agua contaminada por las aguas residuales
  • consumir mariscos crudos o poco cocidos de aguas contaminadas

 

Norovirus


El norovirus es altamente contagioso y puede afectar a cualquier persona a cualquier edad. Se propaga a través de alimentos, agua y superficies contaminadas, o por personas que tienen el virus. El norovirus es común en espacios llenos de gente.

Los síntomas incluyen

  • náusea
  • diarrea
  • fiebre
  • dolores en el cuerpo

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la mayoría de las personas con norovirus se sienten mejor entre uno y tres días después de experimentar los síntomas.

Rotavirus


El rotavirus afecta comúnmente a los bebés y a los niños pequeños. Luego pueden propagar la infección a otros niños y adultos. Generalmente se contrae y se transmite por boca.

Los síntomas típicamente aparecen a los dos días de la infección e incluyen:

    • vómitos
    • pérdida del apetito
    • diarrea acuosa que dura entre tres y ocho días

En 2006, en algunas países, se aprobó una vacuna contra el rotavirus para los lactantes. Se recomienda la vacunación temprana para prevenir las enfermedades graves por rotavirus en bebés y niños pequeños.

Adenovirus


El adenovirus afecta a personas de todas las edades. Puede causar varias afecciones, incluyendo gastroenteritis. El adenovirus se contrae a través del aire al estornudar y toser, al tocar objetos contaminados o al tocar las manos de alguien con el virus.

Los síntomas asociados con el adenovirus incluyen:

  • dolor de garganta
  • conjuntivitis
  • fiebre
  • tos
  • secreción nasal

Los niños en guarderías, especialmente aquellos de 6 meses a 2 años de edad, son más propensos a contraer adenovirus.

La mayoría de los niños se sentirán mejor a los pocos días de experimentar los síntomas del adenovirus. Sin embargo, los síntomas como el ojo rosado pueden tardar más tiempo en desaparecer.

Astrovirus


El astrovirus es otro virus que comúnmente causa gastroenteritis en los niños. Los síntomas asociados con el astrovirus incluyen:

  • diarrea
  • dolor de cabeza
  • deshidratación leve
  • dolor de estómago

El virus suele afectar a las personas a finales del invierno y principios de la primavera. Se transmite a través del contacto con una persona que tiene el virus o una superficie o alimento infectado.

Los síntomas suelen aparecer en un plazo de dos a tres días después de la exposición inicial, y el virus suele desaparecer en un plazo de dos a tres días.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis viral?

Los síntomas de la gastroenteritis generalmente comienzan uno o dos días después de la infección e incluyen

  • diarrea
  • náusea y vómito
  • dolor de cabeza, dolores musculares o articulares
  • fiebre o escalofríos
  • sudoración o piel húmeda
  • calambres abdominales y dolor
  • pérdida del apetito

Estos síntomas pueden durar de 1 a 10 días.

Usted debe buscar tratamiento médico de emergencia si:

  • la diarrea ha durado tres días o más sin volverse menos frecuente
  • la sangre está presente en su diarrea
  • muestra o ve signos de deshidratación, como labios secos o mareos

Además de los síntomas anteriores, usted debe buscar atención de emergencia para su hijo si tiene la apariencia de ojos hundidos o si no está haciendo lágrimas cuando llora.

¿Que otras condiciones se parecen a la gastroenteritis viral?

Algunas veces, otros factores pueden causar síntomas que se asemejan mucho a los de la gastroenteritis viral. Estas causas incluyen

  • Intolerancia alimentaria. Ejemplos de intolerancias alimentarias comunes incluyen la lactosa, la fructosa y los edulcorantes artificiales.
  • Trastornos digestivos. Estos incluyen enfermedades intestinales inflamatorias como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa, el síndrome del intestino irritable o la enfermedad celíaca.
  • Ciertos medicamentos. Los antibióticos o antiácidos con magnesio pueden causar síntomas similares a los de la gripe estomacal.

Si sus síntomas no mejoran en dos o tres días, debe consultar a su médico.

Complicaciones de la gastroenteritis viral

La principal complicación de la gastroenteritis viral es la deshidratación, que puede ser bastante grave en bebés y niños pequeños. Otras complicaciones incluyen

  • desequilibrios nutricionales
  • debilidad
  • debilidad muscular

La deshidratación puede poner en peligro la vida.
Llame a su médico si usted o su hijo tienen estos síntomas:

  • diarrea que dura más de unos pocos días
  • sangre en las heces
  • confusión o letargo
  • Sensación de desmayo o mareo
  • náusea
  • boca seca
  • incapacidad para producir lágrimas
  • no orinar por más de ocho horas u orinar de color amarillo oscuro o marrón
  • ojos hundidos
  • fontanela hundida en la cabeza de un bebé

La deshidratación que puede acompañar a la gastroenteritis viral puede llevar a varias complicaciones por sí sola. Estas incluyen

  • inflamación cerebral
  • coma
  • choque hipovolémico, una condición que ocurre cuando su cuerpo no tiene suficiente líquido o sangre
  • insuficiencia renal
  • convulsiones

Para prevenir complicaciones, debe buscar atención médica inmediata si usted o su hijo tienen síntomas de deshidratación.

¿Cómo se diagnostica la gastroenteritis viral?

La mayoría de las veces, una historia clínica y un examen físico son la base para el diagnóstico, especialmente si hay evidencia de que el virus se está propagando en su comunidad.

El médico también puede ordenar una muestra de materia fecal para examinar el tipo de virus o para determinar si su enfermedad es causada por una infección parasitaria o bacteriana.

¿Cómo se trata la gastroenteritis viral?

El objetivo principal del tratamiento es prevenir la deshidratación bebiendo mucho líquido. En casos severos, es necesaria la hospitalización y la administración de líquidos por vía intravenosa.

Las soluciones de rehidratación oral de venta libre, pueden ser útiles en casos leves. Están hechos para ser eficaces y contienen una mezcla equilibrada de agua y sales para reponer los fluidos esenciales y los electrolitos.

Estas soluciones están disponibles en las farmacias locales y no requieren receta médica. Sin embargo, debe seguir las instrucciones cuidadosamente.

Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus. Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre.

Qué comer y qué evitar

A medida que comience a sentirse mejor y a re-introducir alimentos en su dieta, por lo general es mejor optar por alimentos suaves. Estos alimentos incluyen:

  • arroz
  • patatas
  • tostadas
  • plátanos
  • puré de manzana

Estos alimentos son más fáciles de digerir y es menos probable que causen más malestar estomacal. Hasta que se sienta mejor, es posible que desee evitar ciertas cosas, tales como:

  • alimentos ricos en grasas
  • cafeína
  • alcohol
  • alimentos azucarados
  • productos lácteos

Pasos para el cuidado personal

Si usted tiene gastroenteritis viral, hay algunas medidas de autocuidado que puede tomar.

  • Beba líquidos adicionales con y entre las comidas. Si tiene dificultad, trate de beber cantidades muy pequeñas de agua o chupar trozos de hielo.
  • Evite los jugos de frutas, ya que no reemplazan a los minerales y pueden aumentar la diarrea.
  • Los niños y los adultos pueden usar bebidas deportivas para reponer los electrolitos. Los niños más pequeños y los bebés deben usar productos formulados para niños.
  • Coma alimentos en pequeñas cantidades y deje que su estómago se recupere.
  • Descanse mucho. Es posible que se sienta cansado o débil.
  • Consulte con su médico antes de tomar medicamentos o dárselos a los niños. Nunca le dé aspirina a niños o adolescentes con una enfermedad viral. Esto puede causar el síndrome de Reye, una afección potencialmente mortal.

Remedios naturales y caseros eficaces contra la Gastroenteritis


Además de la rehidratación y el descanso, existen algunos remedios naturales y caseros que pueden ayudarle a sentir alivio de la gastroenteritis viral.

Almohadilla eléctrica o paquete térmico


Trate de aplicar una almohadilla térmica de baja temperatura o una compresa caliente en el estómago para aliviar los calambres. Cubra la almohadilla eléctrica con un paño y no la deje puesta por más de 15 minutos a la vez.

Arroz integral


Algunos padres sirven agua de arroz a sus hijos. Es el agua que queda después de hervir el arroz integral. Tiene un alto contenido de electrolitos y puede ayudar a rehidratarse de forma muy parecida a como lo hace una lata de OHS.  Enfriar el agua de arroz antes de servir.

Jengibre


Los productos que contienen jengibre, como el ginger ale o el té de jengibre, pueden ayudar a aliviar el malestar estomacal.

Menta


La menta también puede tener propiedades anti náuseas similares a las del jengibre. Tomar un té de menta calmante puede ayudarle a sentirse mejor.

Yogur o kéfir


Aunque los productos lácteos deben evitarse cuando se presentan los síntomas más agudos, comer yogur sin sabor con cultivos vivos activos o beber kéfir puede ayudar a restaurar el equilibrio bacteriano natural del cuerpo después de una enfermedad.

Cuándo se cura?

La gastroenteritis viral generalmente se resuelve sin tratamiento médico en dos o tres días. La mayoría de las personas se recuperan completamente sin efectos secundarios duraderos.

¿Se puede prevenir la gastroenteritis viral?

La gastroenteritis viral se propaga fácilmente. Hay algunas cosas que usted puede hacer para disminuir sus probabilidades de contraer el virus o propagarlo a otras personas.

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente después de ir al baño y antes de preparar la comida. Si es necesario, use desinfectante de manos hasta que pueda tener acceso a agua y jabón.
  • No comparta utensilios de cocina, platos o toallas si alguien en su casa está enfermo.
  • No coma alimentos crudos o poco cocidos.
  • Lave bien las frutas y verduras.
  • Tome precauciones especiales para evitar el agua y los alimentos contaminados cuando viaje. Evite los cubos de hielo y utilice agua embotellada siempre que sea posible.
  • Pregúntele a su médico si debe vacunar a su bebé contra el rotavirus. Hay dos vacunas, y por lo general se comienzan alrededor de los dos meses de edad.

 

 

Deje su comentario

Click here to post a comment

Síguenos