Psicología

Hambre Nerviosa: estrategias para manejarla mejor

Hambre Nerviosa

Hambre nerviosa: un problema que puede ocurrirle a todo el mundo en los momentos más impensables.

Refugiarse en la comida para consolarse de algo que no salió como querías es una actitud más común de lo que piensas.

El hambre nerviosa te empuja a lanzarte a la comida por el estrés , la ansiedad, el súper trabajo y mil razones más. Lo que sientes nunca es hambre real"quot;: porque el hambre nerviosa es un impulso que parte de la cabeza y no del estómago.

Hambre nerviosa: qué es

El hambre nerviosa se debe a mecanismos psíquicos , que te llevan a comer de forma automática, compulsiva y nunca saludable. Los alimentos que te reconfortan son casi siempre poco saludables y muy calóricos .

El problema no es la falta de voluntad o la falta de conciencia de cómo y qué comer.

Sus elecciones de alimentos se desvían de los circuitos cerebrales instintivos que siguen otras reglas. Para tratarlos y modificarlos, primero hay que conocerlos.

hambre nerviosa stress 1

Causas: emociones negativas y comida

Las razones para el hambre nerviosa pueden ser diferentes:

    • las decepciones o la ira desencadenan en ti una autocrítica “underground”, que te debilita, te hace inseguro y te lleva a refugiarte en la comida como un salvavidas. Comer se convierte en la única manera de obtener una recompensa o consuelo.
    • La ecuación comida=amor es una ecuación casi instintiva , porque el amor maternal pasa por la nutrición fisiológica. Así que si estás en problemas, la comida se convierte en alimento del alma y es confundida con una fuente de amor y gratificación.
    • Luego están las adicciones reales. Estos causan alteraciones en el comportamiento , modificando un hábito normal como comer en una incontrolable búsqueda de placer, que nos hace perder completamente el control

Consejos para vencer el hambre nerviosa

Hambre nerviosa: Qué comer

Una forma simple y efectiva de evitar el exceso de comida es centrar su dieta en alimentos saludables preparados en casa.

Intentar limitar el consumo de harina blanca , alternándola con la harina integral , y comer con moderación todo lo que sea rico en grasa y azúcares , y por supuesto la carne procesada y elaborada .

Seguir una dieta de este tipo le dará una mayor sensación de saciedad por unidad calórica. De esta manera, será más natural que excluya automáticamente todos los demás alimentos que le llevan a comer incluso cuando no tiene hambre.

Cómo combatir el hambre nerviosa

Un buen consejos es el libro “El cerebro hambriento” del investigador americano Stephan J. Guynet, que proporciona a simples consejos y trucos acerca de cómo combatir el hambre nerviosa y reconocer los falsos estímulos del cerebro.

Un volumen esencial para entender por qué se come sin tener en cuenta el apetito, pero sobre todo para aprender a calmar los antojos y no arriesgarse a engordar .

el hambre nervioso deseo comida 1

La investigación, que el científico ha realizado a 360 grados sobre el mundo de la alimentación y la obesidad, se basa en los circuitos instintivos del cerebro que llevan a a comer demasiado .

Por ejemplo, los que rigen la atracción por ciertos alimentos , que determinan el apetito y la saciedad, el sueño y los ritmos circadianos .

Según el autor, “es posible controlar esos circuitos instintivos en gran medida. ¿Cómo? Prestando atención a la comida que te rodea, lo que comes, cómo duermes y mueves tu cuerpo, pero también cómo lidias con el estrés “.

Según lo que Guyenet dice en el libro que enseña a controlar los ataques de hambre , “nadie quiere comer de forma desproporcionada y durante muchos años seguidos, corriendo el riesgo de encontrarse con enfermedades cardíacas y respiratorias o diabetes “.

Hambre Nerviosa: la estrategia

Si piensas que tu hambre nerviosa es causada por el estrés , primero es importante identificar el elemento de estrés y adoptar un plan para lidiar con él . Esto te ayudará a tener la percepción de que puedes controlar la situación . Las circunstancias estresantes que usted cree que no puede controlar son muy perjudiciales para su salud. Aumentan exponencialmente los niveles de el hambre nerviosa , lo que hace casi imposible controlarlos.

Si te sientes demasiado estresado y quieres comer, los consejos a seguir son esencialmente dos :

  • Evita “alimentarte” con alimentos altos en calorías: Intenta hacerlos desaparecer de tu despensa.
  • Busca remedios para aliviar el estrés que no afecten en absoluto a tu peso . ¿Alguna idea? Date un baño caliente, llama a un amigo, empieza a hacer deporte, tómate tu tiempo en una actividad creativa.

el hambre nerviosa Mini 1

Daño nervioso por hambre: enfermedad y malestar psicológico

El hambre nerviosa no sólo puede conducir a un aumento de peso, sino que también contribuye de manera significativa a diversas enfermedades . De diabetes a un ataque al corazón, de un derrame cerebral a muchos tumores , de artritis a gota, a probablemente la enfermedad de Alzheimer.

Además, la mayoría de las personas experimentan las libras extras como una molestia psicológica . “El impacto negativo del exceso de alimentos en la salud y el bienestar de los países industrializados es inmenso”, dice Guyenet. En los Estados Unidos, en particular, el costo de la obesidad en la salud pública puede compararse con el del consumo de cigarrillos “.

Hambre nerviosa: cuando eres más vulnerable

El hambre nerviosa es un comportamiento que resulta de mecanismos psicológicos: se desencadena principalmente por una dificultad para manejar las emociones negativas. Veamos cuáles pueden ser los momentos que más te ponen en riesgo de antojos de comida.

1 – Hambre nerviosa en la oficina

el hambre nervioso oficina

El trabajo es una actividad que a menudo causa emociones negativas, como el estrés, el aburrimiento, el nerviosismo y las frustraciones. Es muy fácil tener una discusión con un colega o recibir una reprimenda de un superior o simplemente sentirse mal porque no te gusta o te aburres con la tarea que se te ha asignado .

Aquí es donde para distraerse o consolarse sientes la abrumadora necesidad de comer y así caes víctima de los dispensadores de bocadillos.

¿Cómo calmar los antojos de comida en la oficina?

Hay varios trucos que puedes usar para combatir el hambre nerviosa en el trabajo: la primera defensa es tener siempre bocadillos saludables y bajos en calorías , como una fruta, un yogur, verduras crudas o una pequeña cantidad de fruta seca . Así que cuando te atacan los antojos de comida, puedes calmarlos con algo saludable y evitar caer en las trampas de altas calorías .

Asegúrate de tomar un descanso para almorzar , dejando tu escritorio y dejando la oficina , incluso por 10/15 minutos.

Haz un almuerzo que sea suficientemente nutritivo y satisfactorio.

Lleva siempre agua contigo y, antes de que salgas corriendo a comprar un bocadillo, intenta beber un buen vaso .

2 – Hambre nerviosa de fin de semana

el hambre nervioso fin de semana

Se acerca el viernes por la noche y ya empiezas a imaginar el merecido premio : una relajante velada en casa, acompañada de una buena película y alguna deliciosa comida . Estás cansado, la semana ha sido pesada, no tienes planes, no tienes ganas de trabajar duro y sientes que mereces un premio: pedir una pizza parece una solución ideal.

Si todo terminara con la pizza del viernes por la noche, no sería una tragedia tan grande. El problema es que a menudo este tipo de mecanismo de “entrega de premios” te lleva a vivir un fin de semana sin reglas.

¿Cómo saciar las ganas de recompensarse con comida durante el fin de semana?

  • Lo primero que hay que hacer es mantener una dieta variada y equilibrada todos los días de la semana , porque así tu mente no sentirá la necesidad de pedirte un premio en el fin de semana.
  • Intenta encontrar mecanismos de gratificación fuera de la comida : leer un buen libro, un paseo al aire libre, un buen masaje o lo que te haga sentir mimado y recompensado de los esfuerzos de la semana.
  • Intenta escucharte a ti mismo y entender lo que te lleva a saltar sobre la comida . Tal vez una de las razones es que te sientes solo y luego comes para compensar: aprende a llenar tu necesidad de compañía y calor llamando a algunos amigos y organizando algunas actividades sociales.

3 – El hambre nerviosa nocturna

el hambre nervioso noche

Dejar ir a comer en exceso por la noche es un problema que muchas personas experimentan. Este hábito puede ser causado tanto por un comportamiento alimentario demasiado rígido durante el día como por un aumento de las emociones negativas en las horas de la noche. Es más fácil sentirse solo, triste o aburrido cuando estamos en casa en una situación relajada, sin que las actividades diarias nos distraigan .

¿Cómo saciar el hambre nerviosa?

  • Lo primero que hay que hacer es estructurar una dieta equilibrada durante el día , que incluya el desayuno, el almuerzo, la cena y los refrigerios, como sucede con la dieta de SyN.
  • También es muy importante para reducir la tentación . Evite conservar alimentos que sean excesivamente calóricos, codiciosos y que no requieran preparación para ser consumidos en casa.
  • Aprende a equilibrar los placeres y tener que i. Después de un largo día de trabajo, intenta organizar algunas actividades agradables , como una película o una velada con amigos.

Estas sencillas instrucciones serán de gran ayuda para manejar los ataques de hambre nerviosos. Sin embargo, es importante destacar que son válidos cuando las emociones negativas que te impulsan a comer son debido a dificultades transitorias .

Si este tipo de comportamiento es muy frecuente y persistente , es importante que consulte a un médico o a un psicólogo para evaluar con los especialistas si los ataques de hambre nerviosa no están causados por un verdadero trastorno alimentario.

4 – Hambre nerviosa y estrés de la boda

el hambre nervioso matrimonio

Si está a punto de mudarse, a medida que se acerque a la fecha de su boda el estrés aumentará inevitablemente. Esto a menudo resulta en hambre nerviosa , que te empuja a “calmar” tu preocupación al tirarte literalmente sobre la comida. ¿Cómo manejar esta situación?

¿Cómo lidiar con el estrés del matrimonio?

El hambre nerviosa es muy común , y es difícil dar una respuesta, ya que tiene poco que ver con la nutrición. El deseo de comer está dictado por el estrés, los miedos y las ansiedades sobre el futuro matrimonio .

  • Mantener la paz de la mente . Es un momento particular en tu vida y es normal sentirse nervioso y querer desahogarse con la comida. La opinión del nutricionista es clara: “En estos casos, es muy útil darse reglas a respetar . Establecer horarios de comida y bocadillos y masticando sólo vegetales crudos a voluntad , que son una excelente fuente de divitaminas y sales minerales en muy pocas calorías”.
  • Mantente ocupado. El del hambre nerviosa, explicó el psicólogo, “es un estímulo que dura de 3 a 5 minutos” . Si en ese momento puedes resistirte,” tal vez haciendo una llamada telefónica, saliendo a pasear, centrándose en algo agradable, entonces puedes superarlo”.

No hay nada que pueda controlar el hambre excepto la fuerza de voluntad . En general, las “píldoras milagrosas”, que prometen eliminar el hambre o quemar calorías, no funcionan o, si funcionan, tienen tales efectos secundarios que es mejor no tomarlas.

La nutrición saludable debe convertirse en un estilo de vida , dentro del cual puede haber lágrimas (ocasionales) que no comprometan el adelgazamiento en exceso. Por lo demás, concluye Floriana, “hay que aprender a no verter la ansiedad y la frustración en la comida y devolverle a la comida su lugar adecuado de alimentación y convivencia” . Otro consejo puede ser evitar los departamentos de los supermercados donde hay los alimentos que más te tientan , o evitar que los alimentos de la casa sean visibles, para reducir la estimulación del hambre.

Deje su comentario

Click here to post a comment