Guía de Salud

¿La miopía se puede operar?

la miopia se puede operar

Conozca en qué casos la miopía se puede operar.

La miopía se puede operar personas miopes e hipermetropes
grafico de cómo enfocan los objetos personas miopes e hipermetropes

Si usted tiene problemas para ver de lejos y ya está cansado de utilizar anteojos, no deje de consultar con su oftalmólogo ya que esta patología ocular se puede solucionar con una sencilla cirugía, ya que la miopía se puede operar en la mayoría de los casos.

Las personas que padecen de miopía ven poco o mal definidos los objetos que están lejos. Este problema en la vista aparece cuando la luz que entra al ojo se enfoca de una manera incorrecta, haciendo que los objetos que están distantes aparezcan borrosos. Es decir la miopía es un tipo de error de refracción del ojo.

Es importante saber que si bien a partir de los 18 años ya puede realizarse una cirugía, lo ideal es esperar a los 25 años donde ya la miopía se estabiliza.

Otro dato interesante es que para cualquiera de las intervenciones que mencionaremos en los siguientes párrafos, al finalizar la cirugía el paciente se va a su casa, no se necesita de ningún tipo de internación.

La operación de la miopía es indolora aunque puede producir algunas molestias pero por lo general al día siguiente ya se puede llevar una vida normal.

La miopía se puede operar con dos alternativas según las dioptrías.

Por lo general, la miopía suele corregirse con la utilización de anteojos o lentes de contacto. Sin embargo, estas son ayudas: no solucionan el problema como si lo hace una intervención quirúrgica. El nombre de esta intervención es cirugía refractiva y está destinada a corregir diferentes problemas visuales como la miopía.

En primer término, se realizará una evaluación oftalmológica del paciente, la cual determinará qué tipo de cirugía refractiva es la indicada.
Se pueden destacar dos tipos: una es realizando un tallado sobre la córnea con láser y la otra es la colocación de una lente intraocular.

La cirugía refractiva que se realiza sobre la córnea con tecnología láser, provoca que la curvatura de la misma se modifique, para que de esta manera los objetos puedan verse con nitidez.

lente intraocular

Pero cuando el grado de miopía es muy alto (más de 8 a 10 dioptrías) se utilizan los lentes intraoculares que pueden colocarse en la cámara anterior del ojo (entre la córnea y el iris) o lentes de cámara posterior (entre el iris y el cristalino). Éste procedimiento se realiza mediante una técnica que se llama facoemulsificación.

Así que lo cierto, es que la miopía se puede operar con una de estas dos alternativas y según el grado de miopía que usted padezca.

Buenos resultados al operar la miopía.

Según el doctor Roberto Kaufer, oftalmólogo y director médico de la clínica de ojos Kaufer, el objetivo de la cirugía es lograr que el paciente no tenga que depender del uso de anteojos en el transcurso de su vida diaria y además es una intervención que se realiza por única vez. También destaca que el procedimiento es ambulatorio, se realiza con anestesia local (a través de gotas) y se pueden, incluso, operar ambos ojos el mismo día, aunque esa decisión dependerá del médico y del paciente. Por lo general, la intervención es muy rápida: suele durar apenas cinco minutos.
Finalmente, el doctor Kaufer destaca la efectividad y la seguridad de este procedimiento: “en manos de expertos, la intervención quirúrgica tiene una tasa de éxito muy alta y muy pocas complicaciones si se realiza adecuadamente”.

Algunas complicaciones a tener en cuenta.

Antes de que usted tome la decisión de operar sus ojos, es importante que conozca algunos riesgos de los procedimientos refractivos:

  • Infección: la infección es una de las potenciales complicaciones relacionadas con la cirugía. El período de mayor incidencia para la aparición de infecciones se produce durante las primeras 48 o 72 horas postoperatorias. La mejor manera de prevenirlas es realizar una profilaxis antibiótica preoperatoria adecuada y concurrir a los controles postoperatorios en tiempo y forma.
  • Ojo seco o sequedad ocular: una vez operado, el paciente puede percibir una sensación de cuerpo extraño, irritación, visión borrosa en algunos momentos, etcétera. Estos síntomas están relacionados con la alteración quirúrgica transitoria que se produce sobre los nervios corneales encargados de estimular la lubricación del tejido. El fenómeno de sequedad ocular es bastante frecuente y, generalmente, se soluciona mediante lágrimas artificiales.
  • Destellos a la noche: en los pacientes operados con miopía elevada pueden aparecer destellos y halos alrededor de las luces de la calle o de los autos, especialmente durante la noche. Habitualmente, este fenómeno dura sólo semanas pero puede extenderse hasta los seis meses y otras raras veces, cuando la miopía es muy extrema, puede ser permanente.
  • Cicatrización anormal: en los procedimientos de superficie pueden producirse cicatrizaciones tardías anormales de ciertas capas más profundas de la córnea. Esto es más probable cuanto mayor sea el monto de la miopía tratada.
  • Pérdida parcial de la visión: cerca del 1% de los pacientes experimentan alguna pérdida mínima de visión. Habitualmente, son pacientes con grados severos de miopía o hipermetropía. En general, la visión perdida se vuelve a recuperar, aunque puede tardar entre seis a ocho meses.

En este artículo, hemos intentado acercarle una explicación sencilla de los procedimientos utilizados para operar la miopía, también le hablamos de los riesgos ya que es importante conocerlos antes de tomar una decisión tan importante. Igualmente, hable con su oftalmólogo ya que el podrá interiorizarlo de los beneficios y riesgos de su caso en particular según el grado de miopía que tenga.

Deje su comentario

Click here to post a comment