Dietas y Nutrición

No engordar en invierno: los consejos del nutricionista

No engordes en invierno

No engordar en invierno suele resultar difícil, puesto que cuando hace frío es natural comer más es nuestro cuerpo el que exige más calorías para resistir las bajas temperaturas. Esto, sin embargo, no significa que tengas que caer en la tentación y enviar tu dieta saludable a la hibernación hasta la primavera.

Al contrario, el invierno es el momento adecuado para no engordar o, mejor aún, para empezar la dieta.

No engordar en invierno: comer sano.

Si empiezas ahora, tendrás más posibilidades de alcanzar tu objetivo porque tu cuerpo se acostumbrará gradualmente al cambio. Además, con mucho tiempo para hacer dieta, podrás perder peso con buena salud y sin riesgos y no tendrás que hacer ningún esfuerzo de última hora para ponerte el disfraz en el verano!

La alimentación saludable también fortalece tu sistema inmunológico y te ayuda a evitar las enfermedades estacionales: Razón de más para no exagerar en la mesa!

Pedimos al médico nutricionista algunos consejos y estrategias para no ganar peso, sino al contrario, para perder peso durante el período invernal.

No engordar en invierno ¿Por qué tiendes a comer más?

consejos para No engordar en invierno

Durante el invierno es más fácil sentir la necesidad de comer mayores cantidades de alimentos y, sobre todo, más elaborados y ricos en grasa. Esto se debe a que las bajas temperaturas ambientales obligan a nuestro cuerpo a gastar más energía para asegurar una temperatura corporal constante.

Los alimentos más calóricos son las grasas y quizás por eso el cuerpo tiende a buscarlas. Además de la necesidad objetiva de consumir más calorías por las razones que hemos hablado, también hay motivaciones psicológicas y conductuales que llevan a a aumentar el consumo.

Los días más cortos son un factor importante porque permiten pasar más tiempo en casa y esto facilita el consumo de alimentos.

El frío se convierte en un factor de agregación, por lo que la gente tiende a reunirse en la barra para tomar té o chocolate caliente (casi siempre acompañado de dulces), a diferencia del verano, cuando las reuniones sociales tienen lugar más al aire libre o están vinculadas a actividades deportivas.

Además, los días más cortos tienden a acentuar el carácter de la personalidad depresiva y la consiguiente búsqueda de acciones compensatorias gratificantes.

Dieta: por qué el invierno es el momento adecuado para hacerla.

Para no engordar en invierno, el momento perfecto para hacer dieta es precisamente en esta estación del año: no sólo para compensar y limitar la tendencia natural a una mayor ingesta de calorías, sino porque si se quiere estar en forma para el verano, hay que empezar a pensar en ello en invierno y no hacer las dietas drásticas de “última hora” (como desgraciadamente ocurre demasiado a menudo).

Lo único que hay que hacer cuando se inicia una dieta durante el período invernal es que, si es cierto que se tiende a comer más para satisfacer la mayor demanda del cuerpo, se corre el riesgo de exagerar y ofrecer al cuerpo más de lo que necesita . Sin embargo, esto no significa que sea inevitable engordar en invierno…

No engordar en invierno

Dieta en invierno: comida para llevar a la mesa.

Es importante, durante el invierno, integrar frutas y verduras. Al contrario de lo que sucede en verano, en invierno no nos sentimos tentados a buscar alimentos frescos y que sacien la sed, como la fruta, y en consecuencia nuestra psique se orienta hacia alimentos calientes y más calóricos.

Otro consejo es cuidar de integrar, con una dieta variada y equilibrada, las vitaminas necesarias.

  • Entre las más importantes está la vitamina D (contenida en la Leche, los Huevos, el Queso, el Pescado), porque la disminución del sol en invierno hace más difícil la activación de la Vitamina D a través de la piel. Averigua por qué la vitamina D es importante.
  • La vitamina C también es muy importante para el papel trófico (nutritivo) en las membranas mucosas, el colágeno y el buen funcionamiento del sistema inmunológico (puesto a prueba por el ataque de varios virus de la gripe).
  • La vitamina A es antiestrés, antiinfecciosa e indispensable para el buen funcionamiento del cuerpo.

Recuerda que para no aumentar de peso durante el invierno es importante hacer actividad física y limitar el consumo de azúcar y grasa.

3 consejos para no engordar en invierno.

  1. El frío te hace perezoso y sueñas por las noches comiendo y bebiendo vino frente a la chimenea? ¡Bebe tés de hierbas y prepara nuestras sopas sanas y ligeras!
  2. ¿Suspendiste tu membresía de la piscina y no quieres ir a correr? ¿Tu posición favorita es sentarse cómodamente en un sillón? ¡No hay excusas! Compra una bicicleta estática para entrenar en casa.
  3. Los días son más cortos, la lluvia te deprime y el único consuelo es la comida… Sal de este círculo vicioso y diviértete con tus amigos.

 

Deje su comentario

Click here to post a comment

Síguenos